Habrá movilizaciones en Correos a partir de abril para reclamar al Gobierno que «resucite» la empresa

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

UGT y CCOO han anunciado el inicio de movilizaciones en Correos para la defensa de un Servicio Postal Público, con las que, además, reclamarán medidas al Gobierno para «resucitar» la empresa. Estas actuaciones comenzarán en abril y concluirán en junio, e incluirán concentraciones provinciales y autonómicas, sin descartar paros parciales y convocatorias de huelgas generales. De hecho, en Granada se celebrará una concentración, el próximo 21 de abril, a las 11:00h, en la entrada de la Subdelegación de Gobierno.

Los sindicatos han decidido llevar a cabo estas medidas, tratar de poner freno al intento de desguace del modelo postal público por parte de la Dirección de Correos. Desde UGT y CCOO denuncian que «las políticas implementadas por la Dirección de Correos, con su presidente Juan Manuel Serrano a la cabeza, tiene como objetivo demostrar que la parte pública de la compañía no es rentable a través de estrategias totalmente tramposas», han continuado explicando, refiriéndose además  a «trasvases de actividad de la matriz a la filial Correos Express y externalización de cientos de servicios rentables para la compañía, cediendo, regalando o malvendiendo el patrimonio inmobiliario histórico de Correos».

Según los sindicatos, se han vendido 19 edificios del mismo en los dos últimos años y otros 88 están en previsión de venta. «Se está abocando a Correos a una previsión de pérdidas económicas de hasta 634 millones de euros en 2024, según reconoció la propia compañía en un informe», han explicado.

«Es escandaloso que mientras, de cara a la sociedad, los directivos se dediquen de forma torticera a ensalzar la importancia de lo rural y su colaboración la España vaciada, al mismo tiempo, acaban con miles de puestos de reparto rural, teniendo que realizar el resto de los trabajadores y trabajadoras kilómetros inasumibles, incumpliendo lo recogido en la ley sobre la prestación de servicios postales», han expuesto.

Los sindicatos han advertido que se está produciendo un cambio de modelo claro en la compañía pública «dejando a un lado y debilitando de forma drástica el ámbito del servicio postal universal, para centrarse en un modelo logístico puro, abriendo las puertas a su futura privatización».

La reducción de la financiación pública al operador, según los sindicatos está lejos de los 220 millones de euros acordados en la Comisión Mixta Fomento con UGT y CCOO en 2017. «Se han aprobado 110 millones de euros menos en los presupuestos generales del Estado para 2021, y casi 100 millones menos en el futuro Plan de Prestación del Servicio Postal Universal», han puesto de manifiesto desde los sindicatos.

«Con estos tijeretazos a la empresa pública más grande del país, está claro que no solo es la Dirección de la empresa la que sostiene el cambio de modelo, sino que el Gobierno está avalando con su callada por respuesta el nuevo rumbo del operador público y denostando la misión de Servicio Público que tiene encomendado».

La reducción de la financiación pública al operador así lo demuestra, aseguran los sindicatos, lejos de los 220 millones acordados en la Comisión Mixta Fomento con UGT y CCOO en 2017, se han aprobado 110 millones menos en los PGE-2021, y casi 100 millones menos en el futuro Plan de Prestación del Servicio Postal Universal. Con estos tijeretazos a la empresa pública más grande del país, está claro que no solo es la Dirección de la empresa la que sostiene el cambio de modelo, sino que el Gobierno está avalando con su callada por respuesta el nuevo rumbo del operador público y denostando la misión de Servicio Público que tiene encomendado.

Por ese motivo, desde UGT  y CCOO se defiende, a través de la movilización, un proyecto de modelo postal público, sostenible, eficaz, moderno y eficiente.